Baby Jogger City Mini 3

Ver Precio en Amazon

Cuando unos papás se plantean comprar un cochecito de bebé por primera vez, que sea ligero y manejable suele ser uno de los requisitos imprescindibles. Pero lo cierto es que muchas veces la ligereza y el bajo peso van de la mano de una cierta falta de comodidad. Cuanto menor es el peso de la sillita, más expuesto suele ir el bebé y menos acolchado suele estar (y para muestra un botón: no hay más que ver la Safety 1st Peps).

Pero la Baby Jogger City Mini 3 es la excepción a esta regla. Se trata de una sillita excepcionalmente cómoda, que más que un cochecito parece un trono para los pequeños.

Diseño, comodidad y seguridad

La Baby Jogger City Mini 3 tiene tres ruedas resistentes y de buen tamaño, lo cual hace que aguante muy bien el trote en ciudad y a una velocidad considerable si la quieres usar para hacer ejercicio con tu bebé. Pesa unos 8 kilos – que sigue siendo muy poco teniendo en cuenta las dimensiones de la sillita. Plegarla ya es un poco más difícil porque no es de tipo paraguas, pero nada que no pueda solucionarse con un poco de maña. Su límite de peso teórico es de 23 kilos, pero tiene un peso máximo recomendado de 31.8Kg, lo cual es bastante impresionante para una silla de paseo.

En cuanto a comodidad para los pequeños, no tiene igual. Se puede reclinar hasta que quede casi plano, por lo que ofrece bastante versatilidad. Por lo que respeta a la seguridad también es una apuesta segura: tiene un arnés de seguridad con cinco puntos de anclaje y, aunque no incluya la barra de seguridad, es lo suficientemente robusta como para que esta no sea necesaria. Personalmente detesto tener que comprar varios cochecitos para un mismo bebé, y creo que un modelo completo como esta Baby Jogger es una buena apuesta para hacer una única compra.

En cuanto al diseño, aunque quizá no está a la altura de otras marcas como Maclaren, lo cierto es que es agradable a la vista. Está disponible en muchos colores, algunos más vivos y otros con un tono más elegante. Además tiene paneles de ventilación a los laterales, tiene diferentes alturas y un toldito con ventana para que puedas ver a tu bebé.

La calidad se paga… y cara

El problema, si es que se le puede llamar así, de esta sillita, es sin duda el precio. Aunque no se trata de una cifra exorbitada, sí es una cantidad suficiente como para hacer que más de un papá y mamá se lo piense dos veces antes de comprarla. Por un precio como el de esta sillita – que definitivamente se encuentra entre las de gama media más bien tirando a alta – uno esperaría que fuera un tres en uno, o que al menos pudiera usarse como sillita para el coche o como capazo para los más pequeños. Pero no es el caso de la Mini 3, que sólo está homologada como sillita de paseo. Aunque sí la puedes combinar con otras sillas del grupo 0 gracias a unos adaptadores, que vienen en separado, y que puedes utilizar con otros Maxi Cosi.

También tiene la desventaja de ser una silla de 3 ruedas. Si bien esto la hace más maniobrable para giros rápidos, es complicado utilizarla con una sola mano. Normalmente necesitará un poco más de tu atención que otras sillas de 4 ruedas. Al parecer, Baby Jogger reconoció que mucha gente prefería las cuatro ruedas, por lo que sacaron un nuevo modelo que agrega una nueva rueda. La Baby Jogger Mini 4.

En conclusión, es una sillita cara, no hay vuelta de hoja. Pero por este precio obtendremos a cambio un producto de alta calidad, con materiales cuidados y que con un poco de cariño y suerte aguantará desde el nacimiento del bebé hasta los cuatro años de edad. A los bebés les suele encantar, y muchos papás sólo dicen cosas buenas acerca de su maniobrabilidad y la comodidad de los pequeños. Si te cuesta hacer que tu bebé se quede dormido en la sillita, quizá esta sea una buena opción.

Ver Precio en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *