Maclaren Quest 2016

Ver Precio en Amazon

Análisis y Opiniones: Silla Maclaren Quest 2016

Si las sillas de Maclaren destacan por algo, es sin duda por su versatilidad sobre el terreno. Muchos las conocen por ser una de las mejores marcas para aquellos papás que disfrutan viajando con sus bebés por todo el mundo, y se distinguen por su capacidad todo-terreno. Si decidiera dar la vuelta al mundo con un bebé a cuestas, probablemente me decidiría por una sillita de su catálogo. La Maclaren Quest 2016 es probablemente la más popular de Maclaren, y por buenas razones.

Además, destacan por su comodidad: todas ellas cuentan con varias posiciones reclinables y un manejo que suele ser fluido y sencillo, tanto al montarlas como al plegarlas al acabar el día. Son sillitas perfectas para el día a día, que soportan un marcado desgaste sin perder en calidad.

Una sillita con grandes prestaciones …

La Maclaren Quest 2016, sin ir más lejos, cuenta con algunas de las prestaciones más completas en el mercado de las sillitas: protección solar UPF +50, capota expandible y extra grande, resistente al agua y a las altas intensidades ultravioleta, y burbuja para la lluvia que bloquea incluso el viento de alta intensidad.

Todo esto no parece ser a expensas de su peso, puesto que éste apenas llega a los 5kg, cosa que la convierte en una sillita relativamente ligera por su robustez. Se trata de una sillita plenamente funcional y a la vez ligera y deportiva.

Me gusta destacar también su resistencia y durabilidad: muchos papás y mamás la compran para el primer hijo y la usan hasta que este es demasiado grande – tiene un límite de 15kg de peso, aunque la infraestructura parece capaz de aguantar tranquilamente hasta los 20kg. Una vez la sillita queda pequeña para el hijo mayor, no es raro que algún primo o hermanito pequeño la herede en un estado casi perfecto. Algunos papás dicen haberla llevado por todo el mundo durante más de ocho años, sin que ello haya repercutido en su funcionalidad.

En cuanto a los bebés más presumidos, Maclaren también ha pensado en ellos: La Quest 2016 cuenta con una de las gamas de accesorios más amplias del mercado. Todas las vestiduras son desmontables y lavables a mano, con recambios disponibles en muchísimos colores.

…pero a un gran precio

Pese a todas sus ventajas, no hay que olvidar que el precio de los cochecitos Maclaren podría no ser apto para todos los bolsillos: no sólo valen más que la mayoría de sus competidores del mercado, sino que sus accesorios son también más caros que la media.

Además, presentan algún que otro problema añadido. Precisamente su gran envergadura y su capacidad todo-terreno es a la vez uno de los puntos débiles de la Maclaren Quest. Se trata de una sillita que a pesar de ser ligera en peso tiene una gran envergadura, prácticamente imposible de doblar o abrir con una sola mano, y por descontado no creo que sea apta para embarcar en la mayoría de cabinas de avión.

Algunas personas se quejan también de las dificultades que ofrece para maniobrar; el desgaste de los frenos suele ser desproporcionado en relación al tiempo de uso del cochecito.

Una apuesta segura para aquellos que puedan permitírselo

Aunque debo admitir que siento cierta devoción por las sillitas de Maclaren, no puedo evitar recomendar este modelo como uno de los más sólidos de la marca. Se trata de una sillita cómoda, con un extra de seguridad, y que además suele entrar por los ojos a la mayoría de niños. Es bonita a la vista, fácil de limpiar, y además me gusta su aspecto unisex que la hace apta tanto para niños como para niñas.

Y desde el punto de vista más práctico, hay que destacar su capacidad para adaptarse a terrenos y condiciones que suponen un reto para la mayoría de cochecitos. No importa si se trata de campo o asfalto, si llueve o hace un sol de justicia: las Maclaren están preparadas para entomarlo.

En conclusión, la sillita Maclaren Quest 2016 es una apuesta segura para aquellas familias que puedan permitirse los casi 300€ que cuesta y que sepan que le van a dar un buen uso por terrenos poco convencionales. Es apta para bebés desde el nacimiento hasta los 15kg de peso, por lo que los primeros tres años de uso están asegurados en el caso de prácticamente cualquier niño. Y una vez éste sea demasiado grande para usarla, probablemente esté en suficiente buen estado como para cederla a algún pariente o amigo y dilatar así aún más su uso. En perspectiva, su precio no es tan grande por toda la funcionalidad que ofrece.

Ver Precio en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *